viernes, 4 de julio de 2014

Lo caro no son las TIC

4/7/2014

Si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia.


Desde hace cierto tiempo, y en el contexto de la ejecución de las medidas con contenido TIC de CORA, la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas, se viene escuchando de modo repetido el mensaje de que "las TIC de la administración son caras". Y, en ocasiones, incluso, se oye que la Administración General del Estado gasta más que alguno de los grandes bancos españoles en TIC, como si esto fuera un argumento definitivo.

Pues bien, parafraseando a Derek Bok, si piensa usted que las TIC son caras, ¡pruebe sin ellas!

Las TIC de la Administración General del Estado NO son caras.

Según el Informe REINA 2013, publicado por el Ministerio de Hacienda y Administración Pública, en el año 2012 el total de costes asociados a las TIC en la Administración General del Estado (Ministerios, Organismos Autónomos, Entidades Gestoras de la Seguridad Social, Agencias Estatales y Entidades Públicas empresariales) es decir, la suma de los costes de personal -capítulo I-, inversiones -capítulo VI-, y gasto corriente -capítulo II- dedicados a las TIC fue de 1.453 millones de €, un 3,87% del total presupuestado en esos tres capítulos para la totalidad de la AGE. 

Pues bien, según estudios de diversas consultoras (entre ellas Gartner, Boston Consulting Group y Forrester Research, el sector bancario a nivel munidal, dedica, en media un 7,3% de sus ingresos a las TIC. Y en Europa ese valor se sitúa alrededor del 10,5%. 

Por otra parte, el informe de la OCDE "Government at a glance 2013" permite ver una comparación entre los porcentajes dedicados a las TIC por los gobiernos centrales, sobre datos de 2011. España, con el 0,8% aproximadamente, aparece inmediatamente delante de Francia y detrás de Islandia; cerca del Reino Unido (algo más del 0,9%) y bien lejos de los Estados Unidos (aproximadamente 1,9%) y Nueva Zelanda (2,1%).

Así que ya se ve que, ni en comparación con los sectores públicos de los países de nuestro entorno, ni mucho menos en comparación con el sector bancario es ni medianamente cierto que las TIC de la AGE sean caras.

Otra cosa es que sean poco eficientes, es decir, que para esos costes el nivel de servicios conseguidos sea inferior a los logrados en algunos de esos países o en otros sectores o poco eficaces, es decir que la percepción interna y externa de los usuarios acerca del funcionamiento sea pobre.

Y ahí está la madre del cordero: si el gasto TIC de la AGE ha sido durante todos estos años poco eficiente (y yo creo que sí) y poco eficaz (y también creo que sí) el problema no es de las TIC y tampoco es de los gestores TIC.

El problema es de los directivos que han decidido y utilizado las TIC sin aplicar criterios de racionalización organizativa y procedimental. Que han generado y financiado proyectos replicados en los ministerios y organismos autónomos porque los ministerios y organismos autónomos se gestionan de manera aislada e inconexa. Y nadie ha querido revisar esa gestión ANTES de aplicar las TIC.

¿De verdad alguien de quienes suscriben esa idea de que las TIC de la AGE son más caras que las de la banca cree que cualquier banco permitiría que cada una de sus sucursales gestionase por su cuenta su propio personal? ¿o sus instalaciones inmuebles? ¿o llevara su propia gestión económica? Pues como no permiten eso tampoco permiten (ni necesitan) que sus sistemas de información sean diferentes.

Pues entonces no seamos hipócritas ni inconsecuentes: si cada ministerio y organismo tiene capacidad para gestionar por su cuenta los recursos comunes ¿a qué sorprendernos que haya decidido hacerlo con criterios y herramientas (entre ellas las informáticas) diferentes? ¿a quién se le ha dado la capacidad de uniformizar criterios y procedimientos y los medios para hacerlo? A NADIE.

Por otra parte, y esto es muy importante al hablar de la eficacia, la AGE no tiene un solo negocio. En la banca, la actividad de la oficina A es idéntica a la de la oficina B: sus misiones, funciones y operaciones son iguales, luego todo puede uniformizarse. 

En la AGE NO. Como decía en el párrafo anterior, las unidades y funciones susceptibles de agregarse y uniformizarse no se han agregado ni uniformizado nunca (CORA incluida).

Y existen además toda una serie de misiones (las de las Secretarías de Estado) que son no sólo exclusivas de ese órgano sino, además, en no pocos casos exclusivas del sector público (Defensa, Justicia, Exteriores...). Así que ¿qué clase de concentración o estandarización se va a aplicar ahí? Únicamente la relativa a la infraestructura tecnológica. Y volvemos al punto anterior ¿qué directivo de alto nivel ha querido, hasta ahora, prescindir de tener SU CPD?

Así que, por favor, que cada palo aguante su vela: las TIC NO son caras. Son caros los directivos que deciden sobre ellas y NO saben planificarlas. Y eso NO es una cuestión de tecnología.

Por eso para muchos miembros del colectivo TIC las iniciativas CORA relacionadas con la dirección TIC de la AGE son tan importantes. Tan urgentes. Y por eso deberían, tan forzosamente, ir seguidas de iniciativas del mismo alcance en todos los servicios comunes.


Y como empiezan las vacaciones, el descanso... Eric Clapton... in heaven






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicar tiempo a leer y comentar mi blog.
LEC