miércoles, 20 de febrero de 2013

On the meanings of the word "free"

Para todas las almas generosas empeñadas en explicarme el significado de "free"

Como he comprobado a través de muchos pedagógicos, bienintencionados y, sobre todo educados comentarios a mi blog el elevado nivel de inglés de sus autores, aquí dejo una pequeña aclaración, también en inglés, para todos ellos, que espero que disipe su preocupación por mi capacidad para comprender la palabra "free".

Please, do stop patronizing me!

I understand perfectly well the several meanings of the word "free" in English. 

I'm also fully aware of what is "open software", its official definition and the different models existing to share, to diverse extents, a software product or its use.

What you seem to have chosen not to understand is that my point is not about what is (or is not) free software.

My point is: It is an author's (or developer's) right, and nobody else's, to choose how to sell, distribute or share her/his production.

I will repeat, just in case you have missed it: It is for the author to decide what to do with her/his work. 

After that, we can discuss models for it; we can talk about ways to manage the copies and the differences pertaining to physical or virtual products. We can also analyze the relationships between author's rights, patent models and public domain...

But after having agreed on it being an author's right to decide about her/his work.

If this is not your opinion, fine with me, argue your issue.

But, please, do stop pestering me on the meaning of "free"! 

I'm not going to change my point of view, and after reading your so-called "arguments" I couldn't care less about most of yours.  

miércoles, 13 de febrero de 2013

Competencia lectora

Aclarando conceptos

Como está visto que muchas personas leen lo que quieren leer e interpretan lo que les conviene voy a hacer un resumen de lo que escribí en una entrada previa de este blog.

Me disculpo de antemano con quienes estén aburridos de tanta tergiversación. Yo también lo estoy. Pero no voy a consentir que supuestos "expertos" pongan en mi boca cosas que no he dicho y me da igual cómo de influyentes sean, cuántos seguidores tengan o qué profesión ejerzan.

Esto es lo que escribí allí y lo que creo. El resto son interpretaciones, allá cada cual con las suyas.

1. Cualquier creador, sea de software, de música, de cine, de diseños de coche, de pasteles o de cualquier otra cosa, material o inmaterial, tiene perfecto derecho a tratar de vivir de su actividad y a vender el fruto de su trabajo.

2. Del mismo modo tiene perfecto derecho a regalarlo, a permitir su uso de manera gratuita o a ofrecer a otros la posibilidad de reutilizarlo, con o sin ánimo posterior de lucro.

3. Estos derechos SON del creador de la cosa en cuestión, de nadie más.

4. NO es un derecho "de los demás" exigirle que regale el fruto de su trabajo.

5. NO es un derecho del creador el que "el Estado" le subvencione para que pueda vivir de su actividad.

6. La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho"

7. Cumplir con la obligación expuesta en el punto 6 NO se garantiza automáticamente NI eligiendo software privativo NI eligiendo software de fuente abierta NI eligiendo software gratuito.

8. CADA PROBLEMA TIENE UNA SOLUCIÓN ÓPTIMA QUE ES OBLIGACIÓN DEL GESTOR PÚBLICO ANALIZAR Y ESCOGER PARA CUMPLIR CON 6

Y no se preocupen, "alguien" seguirá diciendo que no distingo entre un enlace y el contenido enlazado y algún otro "alguien" se atreverá a escribir que "defiendo que el Estado continúe pagando cuantiosas sumas por tecnologías" y además enlazará esa falsedad con la "noticia" acerca de la web del Senado como si yo tuviera algo que ver en ello.

lunes, 11 de febrero de 2013

Hablando paja

La expresión que he escogido para el título de hoy no viene en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española pero es una expresión frecuente en diferentes zonas de varios países sudamericanos y me gusta por lo expresivo de la imagen que evoca.

Hablar paja significa hablar sin decir nada, sin sustancia, sin contenido, sin valor, o sea paja por contraposición a grano. 

Y esto es lo que últimamente parece invadir los medios de comunicación españoles, especialmente en las versiones electrónicas. 

La sencillez e inmediatez con la que todos podemos exponer nuestro punto de vista acerca de las más variadas cuestiones, la protección que ofrece el anonimato a la hora de defender puntos de vista que mucha gente no se atrevería a firmar y la impunidad que ese anonimato otorga al insulto han demostrado ser alicientes irresistibles. 

Y las consecuencias están a la vista: basta un breve recorrido por los comentarios de las principales noticias en cualquier periódico nacional, los mensajes de texto sobreimpresos en los debates de televisión, las llamadas telefónicas a esos mismos programas... las aportaciones a twitter de según qué energúmenos... 

A tal punto que la proporción entre grano y paja me atrevería a decir que no pasa del 10% en ninguno de estos medios... en el mejor de los casos. 

Posiblemente sea una parte del precio a pagar por la libertad de expresión, pero si una sociedad libre es una sociedad educada entonces estamos muy, muy lejos de ello. 

Hoy, precisamente hoy, que se ha publicado mi nombre como vocal de la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual, en un medio al que, de toda mi trayectoria profesional y mi currículum académico sólo le ha parecido relevante mi paso por la empresa Santillana (perteneciente al grupo Prisa) creo que es un día estupendo para publicar esta entrada. 

Soy licenciada en Ciencias Físicas y funcionaria de carrera, del Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Información; aprobé la oposición, con el número 1, en 1996. 

Juré cumplir las leyes, empezando por la Constitución, que me obliga a servir "con objetividad los intereses generales y actuar de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho".  

Y eso hago, en la Comisión y fuera de ella. 

Publico este blog con mi propio nombre y tengo una cuenta en twitter también con mi verdadero nombre. No uso seudónimos ni disfraces.

Agradezco los comentarios, observaciones y aportaciones, tanto aquí en mi blog como en twitter, pero no estoy dispuesta a perder ni un milisegundo en contestar a gente que insulta amparándose en el anonimato o que opina de lo que no sabe. Y muchísimo menos a darles ocasión de promocionarse a través de mis seguidores en uno u otro medio. 


¿Sabes qué? Que no soporto a la gente que habla paja.

Así que ¡Bach al rescate!la Cantata 18,que habla del poder de la palabra como semilla.